menu
Compartir

Echeveria secunda: cuidados y reproducción

 
Por Ulla Rothschuh Osorio, Bióloga. 4 septiembre 2023
Echeveria secunda: cuidados y reproducción

Los cuidados de Echeveria secunda son riego bajo, exposición solar completa, sustrato drenante. La reproducción se hace mediante esquejes de hojas, de forma asexual.

El nombre común de la Echeveria secunda es conchita, y es originaria del centro de México. Es una de las más populares del género y que más abundan en los viveros. Así como otras del género, esta Echeveria tiene formas y colores muy estéticos. Al ser una suculenta, sus cuidados son muy fáciles incluso para principiantes, gracias a su riego bajo. Suelen ser utilizadas para jardines áridos, como cobertura de suelo, para espacios de bajo mantenimiento, o incluso como plantas de interior siempre y cuando se le den los cuidados apropiados. Si quieres saber cómo tener una en casa, sigue leyendo este artículo de EcologíaVerde, donde te contaremos los cuidados de la Echeveria secunda y su reproducción.

También te puede interesar: Echeveria gigantea: cuidados y reproducción

Características de la Echeveria secunda

Se trata de una suculenta que tiene hojas regordetas en las que almacena agua, estrategia que usa para sobrepasar las zonas áridas de baja humedad de donde es originaria. Esta especie tiene muchas hojas, gracias a que están espatuladas de forma convexa, lo que permite que quepan varias hojas. Crecen en forma de roseta, acomodadas una sobre otra. Son de color verde pálido con las orillas ligeramente entintadas en color rojo. La flor es naranja con rojo y crece de un alto tallo, de donde penden varias como campanas.

A pesar de estas características básicas, la E. secunda es una especie bastante variable dentro del género, dejando de lado que sobre estas variaciones existen incluso más cultivares creados por el hombre. La forma de la hoja, el tamaño del pedicelo, y la separación de los sépalos florales son diferentes entre subespecies. Así pues, se distinguen dos tipos o subespecies, que podemos distinguir esencialmente por el tamaño:

  • E. secunda f. byrnesii: la roseta mide de 10 a 12 centímetros.
  • E. secunda f. secunda: la roseta mide de 5 a 10 centímetros.

Revisemos ahora cuáles son los cuidados para todas las subespecies de la conchita. Además, si te gustaría tener esta suculenta en casa, aquí puedes ver su precio.

Echeveria secunda: cuidados y reproducción - Características de la Echeveria secunda

Luz y ubicación de la Echeveria secunda

Esta planta necesita estar bajo el sol completo, idealmente. Puede tenerse en semisombra, pero debe recibir por lo menos 6 horas de luz al día. Recuerda que es originaria de zonas de abundante sol, así que hay que procurar emular las condiciones de su hábitat natural lo más posible.

Puede tenerse en interior, siempre y cuando esté cerca de una ventana donde reciba abundante luz. No debe tenerse en sombra completa.

Suelo y abono de la Echeveria secunda

Al ser una suculenta que retiene agua, necesita un suelo especializado para plantas crasas que puede conseguirse en tiendas de jardinería, o que puedes preparar en casa con partes iguales de humus de lombriz, turba, y algún material drenante que puede ser vermiculita, perlita, tepojal o grava volcánica. Un sustrato bien preparado está relacionado con el riego, porque evitará que el agua se estanque provocando pudriciones.

Si quieres darle un poco de ayuda a la planta durante los meses de crecimiento, es decir, de primavera a verano, añade fertilizante bajo en nitrógeno.

Aquí puedes comprar el humus de lombriz, necesario para preparar la mezcla de sustrato.

Echeveria secunda: cuidados y reproducción - Suelo y abono de la Echeveria secunda

Riego de la Echeveria secunda

El riego es bajo gracias a sus hojas carnosas, lo que facilita bastante sus cuidados. Sin embargo, hay que tener cuidado de regar de más porque se puede matar la planta.

El primer centímetro de suelo debe dejarse secar entre riegos, y la frecuencia será determinada por la temperatura de donde la tengas. Suele hacerse de una vez por semana o dos veces por semana, dependiendo si está en exterior, donde la evaporación es mayor o en interior, donde el agua se mantiene por más tiempo. Durante el invierno debe regarse lo menos posible, y solamente hacerlo para que las hojas no se arruguen.

Descubre Las mejores regaderas para plantas.

Enfermedades y plagas de la Echeveria secunda

A pesar de que es una planta muy resistente, es propensa a ser atacada por ciertas plagas que pueden ser:

  • Áfidos: es común encontrarse áfidos pegados en sus hojas, que son pequeños insectos succionadores de la savia de la planta. Esto las debilita y deja manchones visibles sobre ellas. Para controlarlos se recomienda aplastarlos con el dedo, o colocar depredadores naturales de ellas como son las mariquitas.
  • Gorgojos: son pequeños escarabajos de color negro y con la cabeza delgada. Son frecuentes en plantas ubicadas en contenedores. Las larvas se alimentan de las raíces y los adultos de las hojas. En este artículo te explicamos Cómo eliminar los gorgojos.
  • Cochinillas algodonosas: se ven como manchones de algodón bajo las hojas. También succionan la savia de las plantas, y pueden transmitir diferentes enfermedades a la planta. Para combatirlas se recomienda eliminar todas las hojas muertas. Si la planta está muy infestada, lo mejor es tirar la planta para evitar que otras se contaminen. Te puede interesar este artículo sobre Eliminar la cochinilla algodonosa: tratamiento y remedios caseros.

No recomendado el uso de pesticidas porque afectan al balance de todo el jardín, y también se recomienda tolerarlos dentro de lo posible.

En cuanto a las enfermedades, pueden sufrir de la llamada pudrición de corona. Esto sucede cuando es regada de más, cuando el sustrato está mal preparado, o cuando el recipiente no tiene orificios, derivando en la pudrición de la raíz por la proliferación de hongos. Si se le dan los cuidados apropiados, el hongo no se asentará y no incurrirá la planta en esta enfermedad.

Echeveria secunda: cuidados y reproducción - Enfermedades y plagas de la Echeveria secunda

Reproducción de la Echeveria secunda

El método más fácil para reproducir a la E. secunda es mediante propagación asexual. En este método se desprende una de las hojas y se coloca sobre una cama de humus de lombriz, que debe mantenerse ligeramente húmeda. Del extremo cortado comenzará a crecer una Echeveria miniatura, que cuando tenga raíz podrá trasplantarse a un nuevo contenedor.

También es posible propagar mediante semillas, pero es mejor hacerlo con el método asexual por la rapidez y facilidad que implica.

Ahora que ya conoces los cuidados de la Echeveria secunda y su reproducción, no te pierdas estos artículos sobre la Planta echeveria o Echeveria elegans: cuidados y la Echeveria agavoides: cuidados, variedades y cómo reproducirla.

Si deseas leer más artículos parecidos a Echeveria secunda: cuidados y reproducción, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Bibliografía
  • Illustrated Handbook of Succulent Plants: Crassulaceae. (2012). Alemania: Springer Berlin Heidelberg.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Echeveria secunda: cuidados y reproducción
1 de 4
Echeveria secunda: cuidados y reproducción

Volver arriba