menu
Compartir

Factores bióticos y abióticos del bosque

 
Por Andrea Márquez, Ambientóloga especializada en el Medio Marino y Costero. 9 junio 2021
Factores bióticos y abióticos del bosque

Los bosques son biomas terrestres en los que, según diversas variables influyentes, podemos identificar distintos ecosistemas, caracterizados cada uno por determinados factores abióticos y bióticos.

Si quieres conocer qué relación existe entre los factores bióticos y abióticos del bosque, sigue leyendo este artículo de EcologíaVerde, donde además podrás profundizar en los distintos tipos de bosques que existen, en sus características, así como en la flora y fauna que albergan.

También te puede interesar: Factores bióticos y abióticos del desierto

Factores bióticos del bosque

Los factores bióticos o seres vivos son todos los animales, plantas, hongos, bacterias y otros microorganismos que habitan en un ecosistema, así como las relaciones que se dan entre ellos. En los bosques, las especies vegetales o animales que podemos encontrar, dependen de las características físico-químicas del medio, por eso, en los siguientes apartados, explicamos cómo la fauna y flora varía según los distintos tipos de bosques que existen.

Flora

Atendiendo a la flora de los bosques, destacan las siguientes formaciones vegetales:

  • Los árboles. Estas plantas con tronco leñoso son muy importantes, por un lado, debido a la gran cantidad de servicios ecosistémicos de regulación que proveen (purificación de la atmósfera, control de la erosión, purificación de las aguas, regulación del clima) y, por otro, debido a los servicios de abastecimiento que juegan un importante papel a nivel socioeconómico (son fuente de madera, carbón vegetal, pasta de papel, resinas, frutos y flores ornamentales o comestibles).
  • Los matorrales. Son formaciones vegetales leñosas, constituyen importantes fuentes de biodiversidad y protegen los suelos.
  • Las plantas herbáceas. A pesar de no tener tanto valor para la sociedad como otras formaciones vegetales, estos pastizales son muy importantes porque aumentan la fertilidad del suelo y favorecen su conservación, además de contribuir al proceso de polinización.

En relación con la vegetación, existen otros factores bióticos relacionados con la estructura del bosque y su capacidad regenerativa, como pueden ser:

  • Los bancos de plántulas, constituidos por pequeñas plantas leñosas que crecen tan solo unos pocos centímetros anuales y participan en el reemplazo de árboles u otras plantas de mayor altitud, llenando huevos o formando nuevos doseles, tras grandes perturbaciones en los ecosistemas, como pueden ser los incendios o las actividades de deforestación.
  • Los bancos o conjuntos de semillas, por su lado, los podemos encontrar en el suelo y son potencialmente capaces de reemplazar las plantas anuales.

Fauna

Los bosques son grandes fuentes de biodiversidad, donde los animales configuran una compleja cadena alimenticia. Teniendo en cuenta las redes tróficas, que no son más que el conjunto de dichas cadenas, los animales ocupan unos niveles tróficos u otros, según de lo que se alimenten, pudiendo ser clasificados como consumidores primarios (se alimentan de plantas), secundarios y descomponedores. Los descomponedores pueden ser heterótrofos o transformadores (bacterias y hongos) y autótrofos o mineralizadores, capaces de generar materia orgánica y de liberar sales inorgánicas al medio.

Algunos ejemplos de animales que viven en los bosques son: ardillas, ciervos, ratones, zorros, ranas, truchas, águilas, murciélagos, etc. Aquí puedes descubrir mucho más sobre Qué animales viven en el bosque templado.

Relaciones entre organismos

Considerando que, de acuerdo con la definición proporcionada al principio de este apartado, las interacciones que tienen lugar entre los seres vivos forman parte también de los factores bióticos de un ecosistema, en este caso del bosque, cabe hablar de las relaciones interespecíficas e intraespecíficas.

Por un lado, las relaciones interespecíficas son aquellas que se producen entre individuos de diferentes especies, pudiendo ser beneficiosas o perjudiciales, para una o ambas partes participantes. Significando los símbolos (+) beneficio, (-) perjuicio y (0) ni beneficio ni perjuicio, las interacciones entre especies pueden ser de:

  • Depredación: los organismos de una especie, conocidos como depredadores, se alimentan de los individuos pertenecientes a otra especie, las presas.
  • Parasitismo (+, -): relación simbiótica en la que el parásito se beneficia y vive del huésped, resultando este último el gran perjudicado. Según si el parásito se desarrolla en el interior o el exterior, estamos ante endoparasitismo o ectoparasitismo (piojo, por ejemplo), respectivamente.
  • Comensalismo (+,0): una de las especies se beneficia mientras que la otra ni sale beneficiada ni perjudicada.
  • Competencia (-,-): los organismos compiten por el mismo recurso en una situación en la que su abundancia es escasa.
  • Mutualismo (+,+): relación beneficiosa para todos los organismos que intervienen. Puede ser facultativo (pueden vivir los organismos uno sin el otro) u obligado (se necesitan mutuamente para vivir). Ejemplo: plantas mirmecófitas.
  • Simbiosis (+,+): asociación mutualista en la que existe una relación estrecha a largo plazo entre dos especies distintas, a fin de obtener un beneficio mutuo para su supervivencia (el ejemplo más común es el líquen, una simbiosis entre alga y hongo).

Por otro lado, cuando las interacciones tienen lugar entre individuos que pertenecen a una misma especie, hablamos de relaciones intraespecíficas. Entre estas, destacan dos grandes grupos:

  • Relaciones de competencia por alimento, para la reproducción, por dominancia social.
  • Relaciones de cooperación, donde los individuos se agrupan para aumentar las probabilidades de supervivencia. Estas asociaciones pueden ser gregarias (bandadas de aves, bancos de peces), en familias, en colonias (pólipos, bacterias, corales) o en sociedades (con castas para la división del trabajo, como ocurre con las hormigas, avispas o las abejas).

Te recomendamos ampliar estos conocimientos leyendo estos otros artículos Factores bióticos: qué son, características, clasificación y ejemplos y Relaciones tróficas de los ecosistemas.

Factores bióticos y abióticos del bosque - Factores bióticos del bosque

Factores abióticos del bosque

Los factores abióticos del bosque son aquellos componentes que caracterizan el medio físico y que, a diferencia de los factores bióticos, carecen de vida. Estos elementos que modelan el biotopo pueden ser de naturaleza física o química. De entre todos distinguimos:

  • Temperatura y humedad del suelo, influyen en los procesos de mineralización de la materia orgánica y, por tanto, en la cantidad de CO2 en el ambiente.
  • La luminosidad o cantidad de luz que hay a nivel del suelo es uno de los componentes abióticos más importantes del bosque, ya que de ella dependen los organismos autótrofos fotosintéticos y otros seres vivos.
  • Sales minerales del suelo, esenciales para el desarrollo de vegetales. El equilibrio salino es muy importante para evitar el estrés hídrico de las plantas y alteraciones en la actividad microbiana edáfica.
  • Temperatura del aire: Situaciones térmicas extremas pueden provocar daños por heladas o desecamientos, generando estrés y alterando las tasas de crecimiento de las especies vegetales, influyendo a su vez sobre las especies de fauna directamente dependientes.
  • El tipo de suelo varía en función de la estructura y de las formas físicas que adopta, lo que condiciona o limita el desarrollo de la vegetación y también la edafofauna presente. Por ejemplo, según su estructura, tenemos los suelos arenosos que no retienen agua, a diferencia de los humíferos, con lo que las formas de vida presentes en ambos tipos de suelo pueden cambiar dadas estas condiciones hídricas.
  • La presión atmosférica influye sobre el desarrollo de los organismos permitiéndoles la vida.

Conoce más sobre los Factores abióticos: qué son, características y ejemplos leyendo este otro post.

Factores bióticos y abióticos del bosque - Factores abióticos del bosque

Tipos de bosques

Atendiendo al clima de los bosques y a las condiciones altitudinales, estos pueden ser muy distintos. Diferenciamos varios tipos de bosques, los principales son: boreales, templados, tropicales y subtropicales.

Bosque boreal

Los bosques boreales, también conocidos como taigas, se localizan en la región circumpolar, entre los 50º y 60º de latitud en el Hemisferio Norte. Constituyen un tercio de la superficie boscosa terrestre y se ven fuertemente afectados por la temperatura, que podemos considerar como factor limitante para el desarrollo de la vida en estos ecosistemas.

En términos de biodiversidad, destacan principalmente formaciones vegetales de hoja perenne como pueden ser coníferas, abetos y pinos. Aunque también es posible encontrar plantas de hoja caduca como abedules, álamos y chopos.

En cuanto a la fauna de los bosques boreales, los animales que habitan en ellos presentan adaptaciones que les permiten soportar las condiciones de temperatura. Por ejemplo, encontramos animales endotérmicos, capaces de conservar su temperatura corporal. Algunos de los animales más característicos son: el oso pardo, el lince boreal, el piquituerto, el milano boreal, las orugas de la especie Mesopolobus spermotrophus que se alimentan de las coníferas, etc.

Bosque templado

Los bosques templados están ampliamente extendidos por el Hemisferio Norte (Europa central, el norte de Estados Unidos y Canadá, el este y norte de Rusia, en Japón y China) y, en menor proporción, por el Hemisferio Sur (Nueva Zelanda y Sudamérida), estos bosques se caracterizan por presentar inviernos fríos, húmedos y con nieve, y veranos cálidos.

Entre la vegetación más abundante destacan los árboles caducifolios (hayas, robles), las coníferas, los arbustos de las familias Ericaceae y Rosaceae.

En cuanto a la fauna, ampliamente amenazada por las actividades antrópicas, destaca la presencia de zorros, lobos, venados, pájaros carpinteros, ardillas, etc.

Bosque tropical

Ubicados en la zona tropical, con temperaturas cálidas y elevada humedad, los factores bióticos del bosque tropical son muy diversos, albergando en ellos la mitad de las especies que hay en nuestro planeta.

Según los tipos de bosque tropical que existen, la vegetación varía. En el bosque tropical seco destacan los pastizales (gramíneas), en el lluvioso las selvas tropicales (vegetación frondosa), en el monzónico abunda la vegetación de hoja perenne (eucalipto, roble, bambú) y en el de inundación el manglar.

En términos de fauna, en estos bosques es posible encontrar monos, águilas, carpinchos, cocodrilos, víboras, tigres, gorilas, entre otros animales.

Bosque subtropical

Próximos a las zonas tropicales, en estos bosques, que pueden ser secos o húmedos, abunda la vegetación de hojas anchas. Además, la fauna presente varía según los distintos tipos de bosques subtropicales que existen, entre los que destacan los de pinos, premontanos o selva montana, los bosques subtropicales húmedos y secos.

Descubre más sobre los distintos Tipos de bosques con este otro artículo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Factores bióticos y abióticos del bosque, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Ecosistemas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Factores bióticos y abióticos del bosque
1 de 3
Factores bióticos y abióticos del bosque

Volver arriba