Compartir

Causas y consecuencias de la contaminación de mares y océanos

 
Por Nura Abbas, Ambientóloga. Actualizado: 8 agosto 2018
Causas y consecuencias de la contaminación de mares y océanos

En estos últimos años, conceptos como contaminación, destrucción del hábitat o pérdida de biodiversidad, se han ido haciendo más habituales en nuestro lenguaje cotidiano. La cuestión es que siempre que se habla de ello, está principalmente dirigido a zonas terrestres, ya que su devastación y degradación son más visibles al ojo humano. Pero prácticamente nunca se habla de los residuos y sustancias tóxicas que se vierten cada día en nuestras aguas, produciendo así la contaminación de mares y océanos que repercute gravemente el medio natural y nuestros recursos.

No somos conscientes de la cantidad y variedad de desechos que se arrojan en el mar, que se ha ido convirtiendo, ya desde hace siglos, en un vertedero de gran profundidad el cuál se ignora porque no se puede ver a simple vista el impacto ambiental que causa. Es decir, que la contaminación del fondo marino queda en un segundo plano, sencillamente, porque no se ve. Por eso mismo, en este artículo de EcologíaVerde trataremos las causas y consecuencias de la contaminación de mares y océanos.

Qué es la contaminación marina y oceánica

La contaminación de mares y océanos es la introducción directa o indirecta de sustancias contaminantes perjudiciales en el medio marino, desde el litoral hasta mar abierto. Suelen arrojarse de manera desmesurada herbicidas, plaguicidas, fertilizantes, detergentes, químicos, hidrocarburos, plásticos y aguas residuales entre otros.

Estos restos provocan un gran impacto ambiental que no solo daña a la biodiversidad de los océanos, es decir a los seres vivos marinos, y a los recursos que obtenemos de estas aguas, sino que también pone en peligro la salud humana. Este riesgo, se debe principalmente a que muchos de los desechos que se vierten en el mar, acaban siendo alimento directo o indirecto de muchas especies marinas que consumimos, por lo que podríamos acabar ingiriendo restos de las sustancias que nosotros mismos hemos desechado.

La contaminación del medio marino, por muy reciente que parezca, es fruto de muchos años de descuido con el medio ambiente, puesto que en tiempos de los romanos ya se vertían desechos al mar. Se ha creído durante mucho tiempo que la gran cantidad de agua que fluía en los mares y océanos, podría acabar diluyendo todos los restos mal gestionados producidos por los humanos a lo largo de nuestra existencia. El problema es que en los últimos tres siglos, debido al gran desarrollo industrial y tecnológico, los desechos han incrementado brutalmente y han acelerado el proceso de degradación y contaminación del fondo marino.

Ha llegado un momento en el que nuestros mares y océanos ya no pueden retener más esta contaminación, por lo que están apareciendo síntomas que si no se gestionan, serán irreversibles y realmente muy perjudiciales para nosotros y los seres vivos que nos rodean.

Causas y consecuencias de la contaminación de mares y océanos - Qué es la contaminación marina y oceánica

Causas de la contaminación de mares y océanos

Las causas de la contaminación del medio marino están provocadas por la actividad humana y la mala gestión de los recursos que tenemos. Como resultado, cada día percibimos más el daño y las muertes de seres vivos de un medio natural del cual dependemos en muchos sentidos.

Las principales causas de la contaminación marina son las siguientes.

Contaminación química

Las sustancias tóxicas que se arrojan a mares, océanos y ríos provenientes de actividades industriales son una de las causas más importantes de contaminación de mares y océanos. Algunos de estos productos, que provienen de la actividad industrial y son restos de productos químicos, como por ejemplo el amianto, el plomo, el mercurio o los sulfuros, afectan directamente a la vida marina, ya que se trata de sustancias perjudiciales para la salud de los seres vivos, tanto acuáticos como terrestres. Estas sustancias, al entrar en contacto con el agua, se disuelven y provocan reacciones que bien pueden causar picos de nutrientes y el aumento de la temperatura del agua.

También hay productos como jabones y detergentes, que al ser difíciles de eliminar, llegan también fácilmente a nuestras costas, y provocan la muerte de sus organismos o bien un desequilibrio del ecosistema marino.

Aguas residuales

Las aguas residuales son desechos que se generan principalmente en nuestros hogares, comercios e industrias. Estas aguas, antes de ser arrojadas a otras canalizaciones que derivarán al mar u océano, son tratadas mediante procesos físicos, químicos y biológicos, para eliminar los principales contaminantes.

El problema es que estos tratamientos de las aguas residuales no suele ser suficiente para todos los desechos que deberían tratarse, como por ejemplo, con los restos de medicación ingeridos por la población. Estos fármacos, algunos tan usuales como los antiinflamatorios, quedan en el agua residual, y una vez esta entra en contacto con mares u océanos, llega a los seres vivos marinos que habitan esa zona, y pueden llegar a crear modificaciones en su organismo.

Actividad agrícola y aguas pluviales

Las aguas que circulan por campos agrícolas normalmente tienen ciertos productos como herbicidas, plaguicidas y fertilizantes que acaban filtrándose a ríos o aguas subterráneas. Estas aguas, también llamadas pluviales, arrastran consigo todos estos componentes que una vez desembocan al mar provocan cambios fisiológicos en organismos como peces y mamíferos.

Contaminación por plásticos y microplásticos

Los desechos o residuos sólidos no degradables que se arrojan al mar, principalmente plásticos y envases no reciclados adecuadamente, afectan de una manera muy preocupante y directa la vida de los organismos marinos, principalmente mamíferos, aves y peces. Esto se debe a que confunden los restos con alimento o bien quedan atrapados entre el mar de plástico que se está empezando a formar. Se estima que, a este ritmo, en 2050 habrá más plásticos en el mar que peces.

Los microplásticos son partículas altamente tóxicas de menos de cinco milímetros de diámetro que provienen mayoritariamente de muchos productos de belleza como exfoliantes corporales y faciales, higiene personal o pastas de dientes. Debido a su pequeño tamaño, estas partículas son difícilmente extraíbles y contaminan el medio marino desequilibrando su ecosistema. Países como el Reino Unido, ya han tomado medidas acerca de estos restos, y han prohibido la venta de cualquier producto que los contenga.

Derrames de combustibles

Este tipo de vertidos, normalmente están provocados por barcos, veleros, lanchas y otros tipos de vehículos acuáticos. Los derrames a mayor escala, acostumbran a ser accidentales, y aun que estén localizados en cierto punto del mar u océano, el combustible se extiende como si fuera aceite y daña todos los seres vivos que vivan o cacen cerca de la superficie del agua. Por ejemplo, los derrames de petróleo tal y como puedes ver en este otro artículo sobre 7 desastres naturales causados por el hombre.

Sónars, radares e instalaciones petroleras

Estas actividades, dañan principalmente a los organismos marinos más sensibles acústicamente, ya que algunas ondas sonoras de las que se emiten llegan a confundir a mamíferos como ballenas, orcas o delfines, que se comunican, reproducen y migran mediante ultrasonidos. Puedes consultar este otro artículo de EcologíaVerde sobre La contaminación acústica afecta a los peces.

Cambio climático

Este concepto que tanto se escucha últimamente, significa que el clima global del planeta está cambiando debido a la acción del hombre.

Aun que es un factor que no contamina directamente el agua como los anteriores contaminantes mencionados, podemos decir que contamina la temperatura del agua o que es un factor contaminante térmico, lo que resulta ser un agravante más de la situación que viven nuestros mares y océanos. Esto se debe principalmente a que el cambio climático está produciendo un aumento significativo y alarmante de las temperaturas de las aguas, además de producir una acidificación de los océanos.

Consecuencias de la contaminación de mares y océanos

A continuación, se nombrarán las principales consecuencias de la contaminación marina, pero se debe tener en cuenta que hay otros factores que también las agravan, como por ejemplo, la explotación pesquera.

Pérdida de biodiversidad

Todas las causas mencionadas anteriormente afectan a la pérdida de especies acuáticas que viven en nuestros mares y océanos, por lo que resulta ser el efecto principal y más grave de la contaminación marina. Muchas de estas especies son muy importantes, ya sea por que son grandes depredadoras, o bien por que tienen un papel clave en sistema ecológico de la zona, como por ejemplo las nutrias marinas.

Eutrofización

En función del tipo de sustancia que se arroje al agua, sobretodo provenientes de actividades industriales y agrícolas, puede haber grandes picos de nutrientes como nitratos y fosfatos que provocarán un descontrol de crecimiento de algas y colonias de bacterias, conllevando la eutrofización de las aguas. Esta proceso implica que, debido a la gran abundancia de materia vegetal, se consuma todo el oxígeno del agua y se tape la luz proveniente de la superficie, impidiendo así que pueda vivir ningún organismo que dependa del oxígeno o de la luz para crecer.

Grandes masas de plásticos

Esta situación de produce debido a giros oceánicos que hacen que el plástico desechado se acumule en la superficie. Ya se pueden ver indicios de este proceso, como por ejemplo el gran Mar de plástico que se ha formado en el Océano Pacífico, entre Hawái y California, y que actualmente alcanza una superficie equivalente a Francia, Alemania y España juntas. Se trata de una superficie con 10 kilogramos de plástico por cada kilómetro, con un peso total de más de 80.000 toneladas.

Además hay más casos como este alrededor del mundo, como por ejemplo la reciente isla de plástico descubierta en el norte del Atlántico en el 2010.

Disminución del oxígeno y acidificación de las aguas

Los aumentos de la temperatura del agua, provocan una disminución del oxígeno disponible en el medio marino. Un ejemplo muy visible de este proceso, es el de los arrecifes de coral, que están muriendo cada día a más velocidad, y está dejando sin hábitat a una gran cantidad de especies.

Además, existe otro problema provocado a raíz de las actividades humanas, ocasionado por el exceso de dióxido de carbono (CO2) que emitimos. Este proceso se llama acidificación de los océanos, y se trata de un cambio del pH del agua que va directamente ligado con la absorción excesiva de CO2.

Muerte y cambios fisiológicos en organismos acuáticos

Las aguas residuales y pluviales, son la principal causa de muerte o de alteración fisiológica de seres vivos marinos como por ejemplo los peces. Esto se debe a que productos como por ejemplo herbicidas, plaguicidas, fertilizantes e incluso restos de medicamentos antiinflamatorios (no se llegan a tratar en las depuradoras), causan alteraciones en el sistema endocrino, en el hígado hasta incluso en el aparato reproductor de los peces y mamíferos.

La degradación que estamos causando a nuestros mares y océanos, nos traerá serios problemas y aun peores consecuencias de la contaminación de mares y océanos de las que ya estamos sufriendo. Debemos reaccionar y empezar a actuar acorde con el respeto que nuestro medio natural se merece.

Causas y consecuencias de la contaminación de mares y océanos - Consecuencias de la contaminación de mares y océanos

Si deseas leer más artículos parecidos a Causas y consecuencias de la contaminación de mares y océanos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Contaminación.

Escribir comentario sobre Causas y consecuencias de la contaminación de mares y océanos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Causas y consecuencias de la contaminación de mares y océanos
1 de 3
Causas y consecuencias de la contaminación de mares y océanos

Volver arriba