menu
Compartir

Echeveria laui: cuidados y cómo reproducirla

 
Por Ulla Rothschuh Osorio, Bióloga. 15 junio 2023
Echeveria laui: cuidados y cómo reproducirla

Los cuidados de Echeveria laui son exposición solar completa o semisombra con resguardo en verano, sustrato drenante con buen contenido de grava volcánica, poco riego a disminuir durante invierno y poda de hojas viejas. Para reproducirla puede hacerse mediante semillas o por cortes de hojas, siendo más fácil el segundo método.

Las suculentas son plantas muy buscadas por los colores poco comunes en el mundo vegetal, y por lo fáciles que son de cuidar. Una de las más populares es Echeveria laui, considerada una de las más bellas del mundo por su color azul blanquecino aterciopelado. Si eres coleccionista de suculentas y te gustaría tener una de estas, te recomendamos leer este artículo de EcologíaVerde sobre los cuidados de la Echeveria laui y cómo reproducirla.

También te puede interesar: Echeveria cante: cuidados y reproducción

Características de la Echeveria laui

  • La Echeveria laui es una planta suculenta perteneciente a la familia de las crasuláceas. Conoce aquí más Tipos de plantas suculentas.
  • Tiene forma de roseta, con hojas acomodadas en torno a un centro. Estas son redondeadas terminando en punta, carnosas, y están cubiertas por un polvillo llamado pruina, que sirve para protegerlas contra el sol fuerte. Dicha pruina les da un color azul grisáceo a blanquecino. A veces pueden tener un tono rosáceo en ciertos puntos que las hace aún más llamativas.
  • La roseta puede medir de 16 a 30 centímetros de diámetro, con un tallo central grueso que da soporte para cargar el peso de las hojas llenas de agua.
  • En verano desarrolla un tallo floral muy llamativo de 40 centímetros de largo que se levanta sobre la roseta, colgándole flores rosas y amarillas que contrastan con las hojas azul grisáceo en una impresionante paleta de colores pasteles.
  • Está clasificada por la legislación mexicana como en peligro de extinción, figurando entre las razones el cambio de uso de suelo y la extracción para comercialización. Sin embargo, muchos viveros hacen su propia labor de reproducción para evitar la extracción constante gracias a lo fácil que es, por lo que te invitamos a hacerlo con los consejos que al final del artículo te presentamos. Revisemos ahora cuáles son los cuidados básicos que necesitan.

Si quieres tenerla en casa, aquí puedes encontrar sus semillas.

Luz, temperatura y ubicación

Es originaria de la región de Cuicatlán, ubicada en Oaxaca, México, por lo que será necesario emular las condiciones de su entorno nativo para tener éxito.

Puede tenerse a exposición solar completa, o también en interiores a semisombra donde reciba algo de luz. Se recomienda protegerla de sol demasiado fuerte que pueda quemarla, llevándola a interiores en el verano. Toleran temperaturas de 5 °C a 30 °C. Si el suelo está seco pueden aguantar hasta los -3 °C.

Echeveria laui: cuidados y cómo reproducirla - Luz, temperatura y ubicación

Suelo para la Echeveria laui

El sustrato debe permitir el libre drenado de agua para que las raíces no se pudran y que permita el paso del exceso de agua. Para esto se prepara una mezcla de sustrato para suculentas, a preparar con partes iguales de humus de lombriz, turba y un material poroso que puede ser vermiculita, tepojal o grava volcánica. Aquí puedes encontrar estos materiales:

Además, aquí puedes conocer más sobre Cómo hacer sustrato para cactus y suculentas o bien, puedes optar por comprar una mezcla ya preparada como esta:

Echeveria laui: cuidados y cómo reproducirla - Suelo para la Echeveria laui

Abono o fertilizante para la Echeveria laui

Durante la primavera y el verano, los meses de más calor en el hemisferio norte, conviene aplicar un fertilizante líquido una vez al mes. El resto del año no es necesario abonar o fertilizar a la Echeveria laui. Aquí puedes comprar este producto:

Riego de Echeveria laui

Al ser una planta crasa que acumula agua dentro de sus tejidos, el riego no debe ser muy constante. Regar de más provocará la pudrición de las raíces y los tallos modificados.

En primavera y verano se recomienda regar cuando el primer centímetro del suelo esté seco. La frecuencia suele ser de una vez cada dos semanas en interiores y una vez por semana en exteriores. En invierno y otoño el riego se reduce al máximo, haciéndolo sólo cada dos semanas para evitar que las hojas se arruguen. Esto se hace porque el crecimiento ya no está activo, e incluso pueden pasar por hibernación si las temperaturas son muy bajas.

El riego jamás debe hacerse sobre la roseta, sino que debe hacerse por debajo o directo en la tierra, esto para evitar que el agua se anegue entre las hojas y cause pudriciones, además de que protegerá la pruina. El problema más frecuente con las Echeverias es el exceso de agua, así que procura tener un buen sustrato y cantidad apropiada de agua para evitar riesgos.

Descubre aquí Las mejores regaderas para plantas.

Poda de Echeveria laui

Las hojas que vayan muriendo deben retirarse, porque son propensas a retener humedad y atraer plagas. En invierno es la temporada donde puedes esperar que más hojas se marchiten.

Deben manipularse con cuidado y hacerlo lo menos posible porque la pruina se despega al contacto, y quedarán las huellas marcadas de donde fue tocada. Puede usar tijeras de podar desinfectadas para facilitarte la tarea.

Conoce aquí a Las mejores tijeras de podar.

Cómo reproducir una Echeveria laui

Reproducción por semillas

Las flores de las Echeverias maduras producirán semillas, y si logras cosecharlas, o conseguirlas en tiendas de jardinería, puedes sembrarlas para tener nuevas plantas. Se colocan en un almácigo biodegradable con humus de lombriz, a cubrir con una capa delgada del sustrato. Deben mantenerse siempre húmedas para permitir la germinación. Coloca un domo plástico sobre el almácigo para retener el calor y la humedad. La germinación de suculentas es lenta. Para esta especie, en condiciones controladas de laboratorio los primeros brotes aparecen a las 12 semanas, así que puedes esperar este tiempo como mínimo. Procura colocar un identificador en el almácigo para que note olvides de ellas.

Reproducción por hojas

Este es el método más fácil, pues solamente necesitas tomar una hoja de la planta madre y colocar sobre una cama de humus de lombriz. Debe regarse continuamente, y al poco tiempo verás que una mini roseta se esta formando desde el extremo donde se cortó la hoja. Si por accidente se te llega a desprender una hoja, guárdala para hacer este método y aprovecha para aumentar tu colección.

Aquí te contamos más sobre Cómo reproducir suculentas. Tras descubrir esta guía completa de los cuidados de la Echeveria laui ya puedes disfrutar de ella en casa y reproducirla fácilmente por hojas.

Echeveria laui: cuidados y cómo reproducirla - Cómo reproducir una Echeveria laui

Si deseas leer más artículos parecidos a Echeveria laui: cuidados y cómo reproducirla, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Bibliografía
  • Becherer, F. (2003). Cactus & Co: rápido y fácil. España: Editorial Hispano Europea, S.A..
  • Allaway, Z., Bailey, F. (2019). Practical Cactus and Succulent Book: How to Choose, Nurture, and Display 200 Cacti and Succulents. Estados Unidos: DK Publishing.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Echeveria laui: cuidados y cómo reproducirla
1 de 4
Echeveria laui: cuidados y cómo reproducirla

Volver arriba