Compartir

Tipos de tallos

 
Por Mª Belén Acosta, Técnica en jardinería y recursos naturales y paisajísticos. 25 marzo 2020
Tipos de tallos

Todo aficionado a la jardinería o a la botánica ha leído, escuchado y usado numerosas veces la palabra "tallo" para referirse a esa parte de la planta que soporta al resto de sus partes aéreas y le da estructura a la misma. Sin embargo, ¿conoces qué es exactamente el tallo y cuáles son sus diferentes clasificaciones?

Si quieres saber más acerca de esta parte de los vegetales, acompáñanos en este artículo de EcologíaVerde en el que hablamos sobre tipos de tallos, qué son, sus nombres y características.

También te puede interesar: Tipos de hojas

Qué son los tallos de las plantas

Como hemos mencionado arriba, el tallo es la parte principalmente aérea de la planta que se encarga de dar estructura a la misma y soportar sus distintos órganos, como son las hojas, flores y frutos. Así, sus dos funciones principales son el aporte de sustentación y el transporte de nutrientes y sustancias entre las raíces y las hojas, fruto de los procesos de alimentación en las primeras y de la fotosíntesis en las segundas.

Los tallos presentan geotropismo negativo, que quiere decir que crecen en sentido contrario a la gravedad. Cuentan también con nudos, de los que nacen las hojas, y con entrenudos y yemas de distintos tipos.

Además, en algunos tipos de plantas, el tallo puede presentar funciones especializadas, como la de almacenamiento de nutrientes en los tubérculos o la presencia de zarcillos en algunas plantas trepadoras.

Tipos de tallos - Qué son los tallos de las plantas
Imagen: SlidePlayer

Tipos de tallos – resumen

La clasificación de los tallos puede hacerse según el medio:

  • Subterráneos.
  • Aéreos.
  • Acuáticos.

A continuación explicaremos cada uno de estos tipos y hablaremos de sus subtipos con detalle y ejemplos. Además, también hablaremos de los tipos de tallos comestibles, siendo la mayoría subterráneos y aéreos.

Tipos de tallos subterráneos - ejemplos

Los tallos subterráneos son aquellos que, como su nombre indica, se desarrollan bajo tierra. Cuentan con yemas que dan lugar tanto a ramas como a hojas y raíces adventicias. Existen varios tipos de tallos subterráneos, pues se pueden subdividir en:

  • Tubérculos: son de poca longitud y muy gruesos, y se caracterizan por almacenar sustancias de reserva y nutrientes. Cuentan con hendiduras, llamadas comúnmente ojos, que dan lugar a tallos aéreos. Algunos ejemplos de tubérculo son la patata, la mandioca, la maca y el tupinambo.
  • Rizomas: tallos subterráneos de gran grosor que se desarrollan de forma paralela a la superficie del suelo. Crean escamas protectoras y, cuando llegan los meses cálidos, sus yemas dan lugar a brotes que crecen hacia el exterior. Son ejemplos de rizoma el lirio, el jengibre, la grama y el bambú. Aquí puedes conocer más sobre los Rizomas, su definición y ejemplos de plantas.
  • Bulbos: forman una cápsula que cuenta con un tallo corto con raíces en la base y una yema en el extremo superior, envuelto por varias capas de hojas especiales que hacen de almacén de sustancias de reserva. En los meses cálidos el tallo crece hasta alcanzar el exterior, y en los fríos el bulbo sobrevive de forma subterránea. Son bulbos la cebolla y el tulipán. En este otro post puedes averiguar más sobre 15 plantas de bulbos.
Tipos de tallos - Tipos de tallos subterráneos - ejemplos

Tipos de tallos aéreos - ejemplos

Los tallos aéreos son los que crecen y se desarrollan por encima del nivel del suelo. Se dividen en varios tipos de tallos aéreos:

  • Erguidos: crecen de forma totalmente vertical, sin necesitar de otros apoyos.
  • Rastreros: no son rígidos, por lo que se desarrollan de forma horizontal. Ejemplos de tallos rastreros son la calabaza y la zanahoria.
  • Trepadores: usan el apoyo de otras plantas u objetos exteriores. Un ejemplo es la flor de papel o helicriso y la bougainvillea menor.
  • Volubles: tallos de muy poca resistencia, que se desarrollan formando una espiral alrededor del tallo de un soporte, que puede ser otra planta o un tutor cualquiera. Un ejemplo es la campanilla.

Hay otros tipos especiales de tallos aéreos son:

  • Los árboles y arbustos de gran tamaño desarrollan tronco, un tallo muy ramificado y resistente.
  • Algunas plantas tienen tallos que reciben el nombre de caña. Son cilíndricos y presentan nudos muy marcados. Un ejemplo de ello es el trigo.
  • Como hacen las fresas, algunos tallos rastreros son capaces de desarrollarse a ras de suelo y crear raíces para dar lugar a nuevas plantas. Estos son los llamados estolones.
  • Algunas trepadoras, como la vid, cuentan con tallos especializados, en forma de delgada espiral, cuya función es permitir que la planta se agarre a los soportes a su alcance. Estos son los zarcillos.
  • Algunos tallos, como los de los rosales, desarrollan espinas como medida defensiva contra los depredadores.
Tipos de tallos - Tipos de tallos aéreos - ejemplos

Tipos de tallos acuáticos - ejemplos

Los tallos acuáticos se desarrollan en zonas inundadas o en lugares anegados de fango, es decir, en tierra con mucha agua encharcada. Pueden verse tanto en plantas sumergidas como en aquellas que flotan en la superficie. Algunos ejemplos de tipos de tallos acuáticos son:

  • Jacinto de agua
  • Nenúfares, como Nymphaea tetragona
  • Pistia o lechuga de agua

Si quieres conocer más ejemplos, aquí puedes ver +50 plantas acuáticas, sus nombres, características e imágenes.

Tipos de tallos - Tipos de tallos acuáticos - ejemplos

Tipos de tallos comestibles - ejemplos

Para acabar con esta lista de tipos de tallos, queremos comentar que otra forma de clasificarlos es según si son comestibles o no. De hecho, hay una gran cantidad de tipos de tallos comestibles que las diferentes gastronomías del mundo usan habitualmente.

Desde los más evidentes, como los espárragos, rábanos, acelgas o apio, a otros menos conocidos en occidente, como los brotes de bambú o de helecho. Estos últimos se comen habitualmente tras una leve cocción, mientras que los brotes de bambú han sido consumidos en Asia desde las antiguas civilizaciones, cocidos y con sal o en conserva. Además, no todo el mundo es consciente de que la canela, usada como especia, es también consumida por su tallo. Otra planta tradicionalmente consumida como alimento y por sus propiedades medicinales es el hinojo, consumido de muy diversas formas y clave en la cocina provenzana. Para terminar, otros ejemplos son la caña de azúcar, el echalote, el ruibarbo y la acelga, consumida no solo por sus hojas sino también por su tallo blanco, llamado penca.

Tipos de tallos - Tipos de tallos comestibles - ejemplos

Si deseas leer más artículos parecidos a Tipos de tallos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cultivo y cuidados de las plantas.

Escribir comentario sobre Tipos de tallos

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Tipos de tallos
Imagen: SlidePlayer
1 de 7
Tipos de tallos

Volver arriba