El cambio climático, explicado por la ciencia
La explicación científica del cambio climático es una de las más debatidas a lo largo de la historia. Si bien en los últimos años se ha adelantado de forma importante en concienciación a niel global, sigue habiendo una corriente de escépticos que lo niegan.

Sea como fuere, en este post nos vamos a centrar en la opinión mayoritaria, aquella que atribuye al cambio climático una explicación antropogénica. Es decir, aquella que lo explica como una consecuencia directa de las acciones humanas.

En efecto, según esta visión, el clima cambia a una gran velocidad por influencia del ser humano y seguirá haciéndolo si no dejamos de producir ingentes cantidades de gases de efecto invernadero.

El cambio climático, explicado por la ciencia
Lo cierto es que el clima cambia constantemente, pero la clave de este fenómeno impulsado por el ser humano es el ritmo al que lo hace y las consecuencias que de ello se derivan.

¿Qué es el cambio climático?

Entender el concepto de cambio climático, según la ciencia que busca combatirlo, nos ayudará a situarlo y comprenderlo de mejor forma.

Partamos de la noción de clima como idea básica, entendido desde un enfoque amplio que abarca la manifestación del mismo durante largos periodos de forma global.

El cambio climático, explicado por la ciencia
El cambio climático que se observa de forma genérica, si bien se pueden hacer análisis en función a criterios específicos que pueden relacionarse con las distintas zonas climáticas o peculiaridades propias de los eventos extremos que ocasiona.
Seguir leyendo

Usos originales y prácticos de las cáscaras de huevo
Las cáscaras de huevo son un desecho cotidiano que podemos salvar de la basura dándoles un sinfín de usos prácticos y creativos. Y es que si su contenido alimenta, no lo hacen menos sus cáscaras, ya sea la imaginación, a nuestras plantas o al bolsillo.

En este post te damos ideas que pueden resultar interesantes en un momento dado. Puesto que los huevos son un alimento básico en la dieta de muchas personas, lo suyo es conocer cuantas más posibilidades de reutilizarlo o reciclarlo, mejor.

Solo así podremos evitar que acaben en la basura las más de las veces. Además, te contamos algunos truquitos para evitar las bacterias que se acumulan en la cáscara o, al menos, minimizar sus efectos cuando el huevo está crudo gracias al uso que le demos.

Algunos trucos y consejos

En primer lugar, por lo tanto, tengamos en cuenta que los huevos cocidos son los más seguros a nivel de salubridad. Tras hervirlos habremos eliminado buena parte de éstas, con lo que a la hora de usarlas para cualquier manualidad es mejor que no sean crudos.

Usos originales y prácticos de las cáscaras de huevo
Igualmente, serán muy prácticos convertidos en polvo y guardados en un tarrito de cristal, pongamos por caso, con lo que lo tendremos listo para utilizar en unos u otros usos. O, por ejemplo, guardarlos conservando su forma, trocearlos y guardarlos para ir acumulando la cantidad que necesitemos para un proyecto determinado.

Sin embargo, no habría problema con echarlas tal cual en la pila del compostaje previamente desmenuzados o con molerlos o machacarlos hasta obtener un fino polvo para usar en el jardín, como explicamos en este post.
Seguir leyendo

Ecoaldeas futuristas, una apuesta por la vida sostenible
La ecología como manera de estar en el mundo e incluso como filosofía de vida puede ser la clave de un modus vivendi más saludable e inteligente, hoy por hoy el único capaz de salvar el planeta.

Las formas de agruparse las sociedades también son decisivas y la galopante urbanización nos lleva de forma indefectible hacia las megalópolis. Un mundo en el que las selvas más pobladas son las urbanas y la vida natural queda relegada a una simple quimera.

De hecho, el concepto de aldea suele asociarse con una idea un tanto anclada en el pasado. Sin embargo, en ella puede encontrarse el germen de una apuesta por un futuro más verde y esperanzador. En este sentido, la eco aldea es un concepto interesante precisamente por esa “vuelta al pasado” que nos devuelve al entorno natural. A ese espacio o hábitat que marcan un punto y aparte con respecto a la serva urbana.

¿Pero, y si en lugar de volver hacia atrás, diéramos un salto hacia adelante conservando su esencia? El proyecto que ha motivado este post es una propuesta con aire futurista heredera de todo lo positivo de la eco aldea unido al aprovechamiento de las nuevas tecnologías con vistas a lograr una eficiencia que no reste bienestar ni calidad de vida.

Ecoaldeas futuristas, una apuesta por la vida sostenible
Abierta a cualquier aportación concreta para el día a día, su objetivo consiste, sobre todo, en ofrecer una alternativa apetecible, que permita alcanzar utopías que, a la postre, podrían dejar de serlo.

ReGen Villages: mirando al futuro

El proyecto bautizado como ReGen Villages imagina este mundo utópico y lo plasma en un proyecto que pronto verá la luz. No de forma virtual, por que como concepto lo conocemos gracias a su difusión a través de la red.

Ecoaldeas futuristas, una apuesta por la vida sostenible
Si bien estamos disfrutando de las imágenes y planos desde su página web, la presentación en el Pabellón de Dinamarca en la XV Muestra Internacional de Arquitectura de la Bienal de Venecia será su difusión oficial. Un marco idóneo para una iniciativa verde que apuesta fuerte por un cambio de modelo y, por lo tanto, fuertemente comprometida con el medio ambiente.
Seguir leyendo

Películas ecológicas que no debes perderte

El cine nos ofrece una buena y cómoda manera de concienciarnos sobre la ecología, aprender a amar el medio ambiente e instruirnos sobre cómo podemos colaborar más y mejor en esta misión. A medida que las corrientes ecologistas han ido tomando fuerza, se han ido creando grandes obras de arte de la gran pantalla: películas que nos muestran increíbles paisajes naturales, animales en peligro de instrucción, que nos explican por qué nuestro comportamiento responsable individual es tan importante o que nos hacen ser conscientes de los peligros que entrañan fenómenos como el cambio climático.

En esta lista, hacemos un recorrido por algunas de ellas, para garantizarte una tarde de diversión con un tema ecológico de base. ¡Luces, cámara y acción!

Muerte en los pantanos (1958)

Hemos querido empezar esta lista de cine “eco-friendly” con una película antigua, de hace más de medio siglo, pero bellísima. El mensaje ecologista que deja es un lema que todos deberíamos sentir, al menos, una vez en la vida.

Es una historia que tiene lugar a final del siglo XIX, cuando un profesor de ciencias naturales llega a Miami para trabajar en una sociedad que protege a las aves que son torturadas para comercializar las plumas que se usa en vestimenta de mujer. Este profesor tendrá que enfrentarse a toda una mafia de maltratadores.

Es una película muy recomendada porque hay amor, principios morales, algo de suspense y, sobre todo, se nos ofrecen imágenes preciosas sobre entornos naturales. Sobre todo y ante todo, “Muerte en los pantanos” es una bonita llamada al ecologismo.

Películas ecológicas que no debes perderte

Erin Brockovich

Es una de las películas más conocidas de esta lista, pero no podía faltar este filme basado en una historia real a cuya protagonista da vida la célebre Julia Roberts.

Películas ecológicas que no debes perderte

Erin Brockovich, la protagonista, es una madre soltera de tres hijos que trabaja en una oficina y casualmente descubre clientes con enfermedades en circunstancias sospechosas. Investiga, hasta darse cuenta que está ante una trama de médicos corruptos y problemas de salud masivos por contaminación.
Esta historia de lucha y motivación está considerada de las mejores películas sobre activismo medioambiental, así que no pierdas la ocasión de verla.
Seguir leyendo

La mala calidad del aire, una emergencia de salud pública mundial
La polución mata. No es una novedad, pero las alarmantes cifras que no dejan de sucederse en los últimos años sí lo son. Y espantan. No tanto por remarcar una situación nueva, sino por el impacto que produce conocer el problema a nivel mundial al traducirlo en el lenguaje de las estadísticas.

Lo cierto es que hasta ahora no se habían hecho estudios globales tan completos y ambiciosos como los que tenemos hoy en día, en especial gracias a la labor que realiza Naciones Unidas (ONU) a través del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma).

Sin ánimo de ser alarmistas, sin embargo, la conclusión no deja otra opción. Lo dice el último estudio de la ONU, y es fácil entender que su declaración de la polución ambiental como una “emergencia de salud pública mundial” no aconseja andarse con paños calientes.

Su análisis de los efectos de la mala calidad del aire sobre la vida se traduce en todo lo contrario: los decesos. Según el estudio, la polución atmosférica mata al año a cerca de siete millones de personas en todo el mundo.

La mala calidad del aire, una emergencia de salud pública mundial
Como nota positiva, se destaca que en algunas cuestiones se han realizado progresos a la hora de reducir la polución, pero éstos son desiguales. Moraleja o, si se prefiere, conclusión a nivel político: solo mediante políticas eficaces, que busquen reducir el problema como lo que es, una “emergencia de salud pública mundial”, se lograrán resultados.

O lo que es lo mismo, los avances en determinados países, aún siendo sectoriales, salvan vidas y, desde un enfoque de prevención, demuestran que la política puede hacer mucho para lograr esa diferencia que logre el binomio menos polución, más salud pública.

La polución urbana crece

Difundido en el marco de la II Asamblea General de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, celebrado esta semana en Nairobi (Kenia), el estudio arroja cifras relativas a la contaminación atmosférica en las urbes correspondientes al periodo comprendido entre 2008 y 2013.
Seguir leyendo

Un mundo conectado, y también más contaminado

Las nuevas tecnologías de la información pueden hacer grandes cosas por la humanidad, qué duda cabe, y entre esos avances encontramos un sinfín de ventajas relacionadas con las ciudades inteligentes, la investigación científica y, entre otros sectores beneficiados, también el medio ambiente. Sin negar las enormes posibilidades que ofrece un mundo conectado, en el que los sensores permiten alcanzar lo inimaginable, la polución es un capítulo negro que no debe pasar inadvertido.

En efecto, en un contexto de grandes datos, de aparatos domóticos y dispositivos móviles de todo tipo, a los que además sumamos la conectividad a nivel industrial y administrativa, la polución representa un grave problema asociado.

Un mundo conectado, y también más contaminado
Aunque es cierto que las tecnologías pueden evitar desplazamientos y ayudar a que el consumo energétido o de otros recursos naturales sea mucho más eficiente, hay una serie de problemas o puntos negros que acarrean una dramática polución. Actualmente, al menos, como parte indisociable de esta locura imparable por los grandes datos en la que el mundo se encuentra inmerso.

Big data, big pollution

Sin ir más lejos, como grandes consumidores de energía, las infraestructuras asociadas a las tecnologías de Big Data tienen un impacto ambiental que no tiene nada de virtual. Aunque puedan servir de herramienta para favorecer la sostenibilidad en los más diferentes ármbitos, e incluso acabar siendo el petróleo del siglo XXI, también este oro negro supone un desfalco ambiental.

Un mundo conectado, y también más contaminado
Las infraestructuras necesarias para recolectar, almacenar, analizar y visualizar los grandes datos requieren de arquitecturas faraónicas que . Es tal la avalancha de datos que provienen de todas partes que los grandes centros de datos se han convertido en grandes emisores de gases de efecto invernadero.

Sin ir más lejos, Google indexa billones de documenots para facilitar y acelerar su búsqueda, y a su vez esos datos se analizan de mil y un modos, volviéndose a almacenar en la nube o en instalaciones locales. Igualmente, el Internet de la cosas (IoT, por sus siglas en inglés) o el M2M conecta dispositivos con personas o máquinas entre sí, respectivamente.
Seguir leyendo

Las amenazas ambientales globales se disparan
La última evaluación ambiental de la ONU a nivel mundial nos alerta de lo tocado que anda, si bien aún hay algo que podemos hacer al respecto. Básicamente, se trata de soltar el pie del acelerador y pararse a reflexionar sobre qué estamos haciendo y las consecuencias que de ello se derivan. Pero, sobre todo, la clave es actuar.

¿Pero, actuar para qué, dónde, cómo? El estudio enumera una serie de amenazas que pueden considerarse comunes en todo el mundo, y frente a las que se puede hacer causa común.

Más allá de mencionarlas, la particularidad del estudio, titulado “Perspectivas del Medio Ambiente Mundial (GEO-6): Evaluaciones Regionales”, está en su advertencia sobre la velocidad de los acontecimientos.

De acuerdo con el informe, realizado por más de un millar de científicos de todo el mundo dentro del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el cambio ambiental que está afectando al mundo ocurre a una velocidad mucho más rápida de lo que se creía.

Impactos del cambio ambiental

El impacto ambiental producido por el deterioro del entorno ocasionado por el ser humano puede , en efecto, tiene distintas caras, a cual más alarmante. Entre otros, el daño a los ecosistemas marinos, los eventos extremos asociados al cambio climático o las consecuencias aparejadas a un aumento de la contaminación atmosférica.

Las amenazas ambientales globales se disparan
Las amenazas ambientales comunes, según el trabajo, están intensificándose rápidamente en casi todas las regiones del mundo. Como problemas principales a combatir se citan la sobrepoblación, la imparable urbanización, un nivel de consumo insostenible, la desertificación, la degradación de la tierra y el cambio climático.
Seguir leyendo

Microplásticos: un drama ambiental que acaba en nuestro plato
Son diminutos, pero el problema que provocan alcanza unas proporciones colosales a nivel global. Los microplásticos son un auténtico océano de polución, que sobre todo contamina los mares. Una amenaza silenciosa que representa un grave problema para la vida marina, además de “plastificar” nuestros alimentos y constituir uno de los grandes puntos críticos de la contaminación del planeta.

La particularidad de los microplásticos es que no se ven o, al menos, no reparamos en ellos. Tanto por su tamaño como por su procedencia, resultan complicados de evitar. Salvo que renunciemos a utilizar productos que los contienen, sobre todo cosméticos, su mero uso supone contaminar.

El mismo dentífrico o una crema exfoliante o gel de baño, pongamos por caso, pueden contener microplásticos. Son pequeñísimas partículas que acaban en el mar, iniciando su camino desde nuestro desagüe, y lo hacen muy a menudo, porque los productos que los contienen se cuentan por miles, y cada vez son más.

Microplásticos: un drama ambiental que acaba en nuestro plato
Por lo general, las depuradoras no están diseñadas para solucionar el problema. En la práctica, no filtran los micro plásticos, sencillamente, porque no disponen de tecnología para hacelro. Es decir, estos micro componentes polucionan el océano. De este modo, también, se introducen en la cadena alimentaria.

Un tremendo problema marino

Si los residuos plásticos ocasionan una catástrofe marina de una magnitud enorme, cuyas consecuencias reales todavía se desconocen, es en buena parte a causa de los microplásticos. En efecto, el hecho de que puedan ingerirse tan fácilmente por su ínfimo tamaño (son milímetros) convierte el problema en un verdadero drama a nivel ecosistémico y también de cara a la salud pública.
Seguir leyendo