Bolsas ecológicas oxo degradables, un problema ambiental
La tecnología ofrece muchas posibilidades a la hora de plantear distintas alternativas al plástico convencional. Si bien son más respetuosas con el medio ambiente que aquel, algunos tipos de plástico pretendidamente ecológico en realidad no lo es tanto.

En este post ponemos el zoom en el plástico oxo biodegradable, un nombre que, así en un primer momento, suena realmente bien desde un enfoque verde, pero conocer sus características es lo mismo que recibir un cubo de agua fría.

Si bien los plásticos en general son de gran utilidad para mil y un usos, cuando se convierten en desperdicio plantean un serio problema ambiental, sin contar con su huella ecológica a la hora de su fabricación, obviamente.

Para poder resolver el problema ambiental se puede recurrir a dos soluciones: por un lado, se añaden catalizadores químicos a los plásticos de siempre, como ocurre con las bolsas oxo biodegradables, y por otro se pueden crear plásticos a partir de sustancias que de por sí son susceptibles de degradación biológica.

¿Qué es el plástico oxo biodegradable?

Los plásticos oxo degradables, en efecto, son plásticos habituales, fabricados con materiales como el polietileno, el poliestireno o, por ejemplo, el tereftalato de polietileno, también conocido como PET, a los que se le añaden aditivos.

Esa adición de aditivos consigue romper la estructura química del plástico y, con ello, permiten su degradación cuando es expuesto a la luz, el calor o el esfuerzo.

Bolsas ecológicas oxo degradables, un problema ambiental
Una degradación que se inicia gracias al oxígeno, y a la que también contribuye los aspectos mencionados para su aceleración. Una tecnología que está teniendo una aplicación importante, adoptando formas muy distintas puesto que solo supone un pequeño aumento de coste, como bolsas de supermercado, espumas o, películas retráctiles o termo encogibles.

Ventajas e inconvenientes

Si se dan las condiciones adecuadas, por lo tanto, son plásticos ventajosos a nivel ambiental, puesto que en unos meses o varios años pueden degradarse, en comparación con los cientos de años necesarios para los plásticos convencionales.
Seguir leyendo

Los plaguicidas matan a millones de abejas cuando florecen los árboles
Podríamos afirmar que millones de abejas mueren en primavera, a consecuencia de las fumigaciones, pero lo cierto es que lo hacen desde antes, puesto que el mercado pide variedades tempranas y, como es normal, los agricultores no dejan pasar esta oportunidad de negocio.

Además, no puede obviarse que el cambio climático trae temperaturas primaverales de forma temprana. Sea como fuere, la situación es la misma, y no precisamente buena, sino todo lo contrario. El drama ambiental está servido: las abejas, polinizadores clave, se intoxican como consecuencia de los plaguicidas, y lo hacen por millones, según denuncian asociaciones conservacionistas como Greenpeace.

El caso detectado en Murcia, zona agrícola de regadío que abastece a buena parte del país con frutas y hortalizas, amén de las exportaciones que realiza, ha merecido la atención de los medios. En su gran mayoría, como es bien sabido, mediante agricultura intensiva, que tiene de ecológica lo mismo que yo de astronauta.

Intoxicación masiva de abejas

El caso no es para menos: alrededor de tres millones de abejas han muerto intoxicadas en Mazarrón, municipio murciano donde 180 colmenas de la finca conocida con el nombre de Cañada del Gallego.

Los plaguicidas matan a millones de abejas cuando florecen los árboles
Según la Asociación de Apicultores de la Región de Murcia, nada contentos con ello, lógicamente, las abejas que se encontraban en las colmenas consiguieron salvarse, siendo masiva la muerte de aquellas que estaban en el campo. Concretamente, en los campos donde se produjo la intoxicación.

Según el veterinario de la organización de apicultores de la región, Carlos Zafra, se trata de un problema que afecta a las abejas en fechas muy concretas, coincidiendo con los tratamientos plaguicidas y la aplicación de otros productos químicos para el cuidado del campo.

Por lo tanto, de igual manera que se ha hecho el zoom en este municipio murciano, podríamos hacerlo en otros puntos de la geografía española, idealmente en fechas en las que se hace uso y abuso de este tipo de productos químicos.

Los plaguicidas matan a millones de abejas cuando florecen los árboles
No sería ninguna sorpresa comprobar que se produce el mismo problema, y de hecho apuesto a que será habitual este tipo de sucesos, si no con muertes que se cuenten por millones, sí por miles, e incluso superando las bajas detectadas en la citada finca.

Una bomba atómica

Desde Greenpeace hacen un análisis muy esclarecedor de estas prácticas, cuando afirman que estos productos son “bombas atómicas” que acaban con la biodiversidad. Es decir, consiguen su objetivo, pero van más allá, precisamente porque “matan moscas a cañonazos” y, por lo tanto, los efectos secundarios son terribles para el entorno.
Seguir leyendo

Los prados marinos purifican los océanos
Los prados marinos son claves en la auto renovación de las aguas que realizan los océanos y mares, respondiendo así a una contaminación cada vez más importante que amenaza su equilibrio de forma constante.

Según un nuevo estudio publicado ayer en la revista Science, los prados de algas logran reducir las bacterias contaminantes en mares y océanos en un buen porcentaje, por lo que su función es fundamental para el mantenimiento de la biodiversidad marina.

El efecto purificante de las algas no siempre se produce, lógicamente, sobre todo cuando hay desequilibrios, en la mayoría de los casos provocados por la polución que introducimos en los mares. Es el caso, por ejemplo, de la contaminación con fertilizantes que llegan a través del río, ocasionando un grave desequilibrio en las costas a consecuencia del boom de algas provocado.

Sin embargo, no dejar de ser una excepción, lamentablemente demasiado común, pero ajena, es decir, contraria al equilibrio natural del ecosistema marino, en cuyo mantenimiento las algas son una pieza fundamental.

De hecho, ya se sabía desde hacía tiempo cual era el poder purificador de los prados de algas, si bien este estudio establece un porcentaje que concreta de forma muy positiva dicha contribución a la salud de las aguas.

Los prados marinos purifican los océanos
De acuerdo con el estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Cornell (Nueva York), en efecto, las zonas acuáticas con prados marinos registran hasta la mitad de polución que el resto. En otras palabras,

La importancia de este estudio es el establecimiento de una cifra orientativa de actuación purificadora, explica Joleah Lamb, líder de la investigación:

Parece que los prados marinos combaten las bacterias, y este es el primer estudio que evalúa cómo ese ecosistema costero alivia las enfermedades asociadas a los organismos marinos.

Polución marina creciente

¿Pero, por qué los mares no pueden limpiarse de forma eficiente, como lo han hecho hasta ahora? Según la teoría del ciclo del agua, ésta se renueva constantemente. Si bien el agua siempre es la misma desde hace millones de años, su limpieza constante la debemos a este equilibrio que se produce gracias a su movimiento constante, dentro de unas condiciones determinadas.
Seguir leyendo

Bolsas ecológicas: 5 consejos para su mantenimiento
Las bolsas reutilizables suelen ser bastante durables, si bien su resistencia no basta para que podamos considerarlas aptas para su uso. Conforme va pasando el tiempo van precisando de una higiene adecuada, y a su vez podemos aumentar su vida, con lo que gana la salud, nuestro bolsillo y también el planeta.

¿Pero, qué entendemos por bolsas ecológicas? En este post entendemos como tales no tanto aquellas que están fabricadas con materiales orgánicos sino sobre todo las que nos evitan el uso de bolsas de plástico gracias a su durabilidad.

Lógicamente, lo suyo sería que además de estar hechas con material reciclado u orgánico o reutilizando viejas camisetas o retales, pongamos por caso, sean durables y fáciles de mantener. En suma, se trata de minimizar la huella del ciclo de vida de las mismas.

Más allá de estos aspectos, tan importantes e ideales como difíciles de cumplir buena parte de las veces, en el día a día debemos concentrarnos en prolongar la durabilidad de nuestras bolsas, independientemente de que sean más o menos ecológicas.

Consejos para cuidar las bolsas reusables

Haciéndolo, sin duda, estamos teniendo gestos ecológicos que se traducen en sostenibilidad, con lo que sumamos puntos verdes. Veamos, a continuación, algunos consejos para su mantenimiento de cara a mantener sus condiciones higiénicas y su buen estado.

1. Claves antes de adquirirla

Pensar en el buen mantenimiento de la bolsa reusable que vamos a adquirir o hacer nosotros mismos, tanto a la hora de comprarla o de coserla, es un primer paso ecológico clave.

Bolsas ecológicas: 5 consejos para su mantenimiento
Por lo tanto, el buen mantenimiento debe ser, primero, factible (algunos materiales no permiten el lavado) y, todavía mejor, también fácil. No caigamos en el error de comprar una bolsa solo por su estética o por su bajo precio ni olvidemos la necesidad de limpieza, fijándonos solo en su durabilidad.

De igual manera que el hecho de usar una bolsa reutilizable es un eco gesto, elegirla bien y mantenerla también lo son. Tener una mentalidad verde implica pensar en todo, ser prácticos más allá de una actuación puntual.

2. Una ecología saludable

Los gestos ecológicos no solo están motivados por la reducción del impacto ambiental. Un enfoque integral del concepto de ecología también incluye un estilo de vida más saludable.

Bolsas ecológicas: 5 consejos para su mantenimiento
En este caso, la higiene de las bolsas es fundamental, pues no son de usar y tirar, además de estar en contacto con alimentos, entre otras superficies que pueden ser foco de bacterias u otra polución orgánica e inorgánica.

Para evitar que se conviertan en un nido de suciedad y microorganismos potencialmente peligrosos para la salud (entre otros, la Salmonella y E. Coli), los expertos recomiendan no olvidar su limpieza regular.

2. Darles usos concretos

Aunque aparentemente estén en perfecto estado, es esencial darles un repaso cada cierto tiempo para evitar contaminaciones directas y también cruzadas, entre distintos alimentos y objetos que entren en contacto entre sí.
Seguir leyendo

Nutrición sostenible: el impacto ambiental de comer aguacates
Se le considera un superalimento y está cada vez más de moda, pero su cultivo está suponiendo un drama ambiental que se traduce en deforestación y destrucción de ecosistemas únicos, ricos en biodiversidad.

En este post vamos a dar un breve repaso al impacto ambiental que implica el consumo de aguacates, una cuestión que lleva años trayendo cola, provocando un progresivo empeoramiento de la situación, puesto que los daños van acumulándose.

Al margen de que haya cultivos orgánicos de aguacate que también sean sostenibles, porque haberlos sin duda haylos, el drama ambiental se concentra precisamente donde no se dan estas condiciones favorables. Son zonas extensas que no cesan de crecer, sobre todo en México.

México principal productor mundial

Concretamente, en algunas regiones mexicanas, donde la pérdida de masa forestal obedece a ésta y otras razones, como la ganadería, el crecimiento urbano, la tala ilegal y otros cultivos.

La Meseta Purépecha, Michoacán, al oeste del país, es una región especialmente afectada, pues en ella se cultiva el 75 por ciento de la producción nacional. Habida cuenta de que México es el principal productor de aguacates, ese porcentaje significa el 65 por ciento del consumo a nivel mundial.

Nutrición sostenible: el impacto ambiental de comer aguacates
Las consecuencias negativas van desde poner contra las cuerdas a especies (en esta región hay distintas especies de pinos a punto de extinguirse) hasta la efectiva desaparición de las mismas, además de provocarse otros problemas derivados del desequilibrio del ecosistema.

No en vano, la deforestación arrasa los bosques de forma masiva, y si bien no toda es provocada de forma intencionada, los factores naturales no son su principal amenaza. Sea por el motivo que fuere, la deforestación causa un daño tremendo a la calidad de los suelos, ocasionando un alarmante desequilibrio difícilmente recuperable sin labores de reforestación.

Por qué pensarlo dos veces antes de comer aguacates

Las consecuencias apuntadas son suficiente razón como para pensarlo dos veces antes de comer aguacates. O, dicho con más exactitud, a la hora de elegir los aguacates que compramos o de decidir si realmente deseamos adquirirlos a tan alto precio.

Nutrición sostenible: el impacto ambiental de comer aguacates
En el último epígrafe del post damos algunas ideas para encontrar alternativas factibles a la compra de aguacates que tienen tras de sí una dramática historia de destrucción ambiental. Habida cuenta, por otra parte, de que ese deterioro del ecosistema también lo sufre el ser humano, y no solo porque se acabe con enclaves de gran valor ecológico global, sino también por lo que ello afecta a las poblaciones cercanas.
Seguir leyendo

Las petroleras amenazan la desembocadura del río Amazonas
Las petroleras son insaciables. Cuando el oro negro se convierte en un “tesoro” escondido bajo las aguas no miran nada más. Sencillamente, se busca cómo llegar a ellos perforando los fondos marinos con el fin de explotar los yacimientos.

Ni qué decir tiene que los ecosistema marinos están entre los más perjudicados por las prospecciones de crudo. En esta ocasión, los daños serían enormes, pues se trata de la biodiversidad única y tremendamente rica de la desembocadura del segundo río más grande del mundo: el río Amazonas.

Ese lugar donde el río Amazonas se encuentra con el océano Atlántico es ahora un área abierta para la exploración de petróleo, y el problema que representa dicha amenaza para el entorno ha hecho poner el grito en el cielo a los activistas ambientales.

Si ya vimos lo dañinos que eran las fugas de crudo en la selva amazónica peruana o en el Golfo de México, en este caso además de este riesgo se le suman todos los peligros a nivel ambiental que supone comenzar a extraer petróleo.

Las petroleras amenazan la desembocadura del río Amazonas
Tanto para el entorno como para la economía local, la salud de las personas y el planeta en general, pues además se trata de un enclave privilegiado como pocos e irreemplazable. Lamentablemente, estos aspectos podrían no ser decisivos a la hora de dar el beneplácito a las multinacionales que van a operar.

Concretamente, BP y Total, grandes multinacionales que podrían recibir las autorizaciones por parte del gobierno de Brasil para perforar el suelo en dicho territorio a un alto precio. Un coste invaluable, el de perjudicar el medio ambiente de forma irremediable.

Un tesoro ambiental que ayuda almacenar CO2

Al margen de la importancia de salvaguardar los ecosistemas marinos, máxime cuando se trata de la desembocadura del río más caudaloso del mundo, un tesoro ambiental que atraviesa Perú (donde nace) y distintos países como Colombia, Venezuela y finalmente Brasil, donde desemboca formando un estuario.
Seguir leyendo

Ser veggie, la nueva tendencia
Ser veggie está de moda. El término está haciendo furor en los platos y en los tentempiés, así como en los cócteles, en los libros de recetas y en los restaurantes. Son los vegetales de siempre, pero dispuestos de tal modo, cocinados y, sobre todo, vistos con ojos nuevos que los hacen brillar y convierten en objeto de deseo culinario.

Consumir demasiada carne o, mejor, empezar a ser conscientes de ello, así como de sus nefastas consecuencias a nivel de salud, ambiental y de sufrimiento animal nos ha llevado a mirar con mejores ojos al reino vegetal.

¿Qué hacer con una triste lechuga, y con unos tomates bien jugosos pero poco sabrosos al lado de un buen bistec? La filosofía veggie, su saber hacer, tiene la respuesta. Su propuesta es rompedora: en lugar de hincharnos a carne, disfrutemos de los vegetales.

Alrededor de un 8 por ciento

Según datos del estudio “The Green Revolution” el 7,8 por ciento de la población adulta en España se considera “veggie” y sus motivaciones son tanto la salud, razones éticas “cruelty-free” o el medio ambiente. En cifras, el 57 por ciento de los vegetarianos lo son por motivos animalistas, un 21 por ciento para mejorar la protección ambiental y un 17 por ciento por motivos de salud.

Ser veggie, la nueva tendencia
De acuerdo con este mismo informe, un 35 por ciento de la población ha decidido reducir su consumo de carne roja, si bien el mercado español está todavía en mantillas. Se observan rasgos de la tendencia veggie a un nivel mucho menor de lo que lo hacen otros países que lideran este movimiento, como son Reino Unido o Alemania.

En la encuesta también se detecta una falta de oferta veggie en el mundo de la restauración, un sector que todavía no se ha adaptado a la demanda existente. Por otra parte, en contra de lo que suele creerse, no se trata de un movimiento urbano, puesto que casi la mitad de los veggies no viven en grandes ciudades.

Veggie vs veganos

Dentro de la gran familia de los veggies conviven muchas tendencias, algunas más ecológicas que otras. Entre ellas, los vegetarianos y el amplio abanico de posibilidades que incluyen, desde los veganos (vegetarianos estrictos) hasta los flexitarianos (comen frutas y las verduras dentro de un enfoque vegetariano pero sin renunciar a la carne), por poner un par de ejemplos bien distintos.

Ser veggie, la nueva tendencia
Por lo tanto, ser veggie no significa necesariamente ser vegano, y por lo tanto en modo alguno son sinónimos. Sin embargo, sí puede afirmarse al contrario, ya que ser vegano entra dentro de la opción veggie, un tipo de alimentación elegida por las “nuevas clases medias”, siempre según el estudio, en la que abundan las mujeres jóvenes y, en cuanto a posición laboral, se incluye a funcionarios con titulación universitaria, empresarios, directivos, mandos intermedios y profesores universitarios.

¿Ser veggie es ecológico?

Como ocurre con tantas otras cosas, en esto de la ecología también hay grados. Comer más verduras es un buen comienzo, al menos a priori, sobre todo cuando supone reducir el consumo de carne, en especial si es roja, puesto que es sinónimo de más emisiones y de uno explotación agrícola insostenible para dicha industria.
Seguir leyendo

5 árboles artificiales que generan electricidad
Son árboles artificiales de muy distintos tipos, que generar energía a partir del sol o del aire, al tiempo que se integran en el paisaje urbano, con lo que son doblemente ecológicos.

No pueden reemplazar a las turbinas de viento ni a los paneles fotovoltaicos, aunque algunos se basan en los principios de estas tecnologías, e incluso las incluyen. Sin embargo, su productividad todavía es menor.

Pero también tienen ventajas con respecto a las instalaciones convencionales de energía eólica y solar, como su mayor integración en la ciudad y, en muchos casos, su posible uso por parte de los ciudadanos como proyectos destinados a formar parte del mobiliario urbano.

Por otra parte, en ningún caso se trata de sustituir los árboles normales por éstos. No es, al menos, la idea que impulsó su creación. Se trata, sobre todo, se ofrecer una solución para la creación de energía en entornos habitables sin suponer un problema estético o de espacio, aunque las políticas urbanas son las que tienen, finalmente, la última palabra.

Igualmente, los árboles que atrapan CO2 son otra opción, aunque un híbrido entre éstos y aquellos podría resultar la mar de interesante. No tanto para los insectos y demás biodiversidad urbana, con lo que ene este sentido los árboles naturales no tienen punto de comparación. Sea como fuere, y habida cuenta de que nada es perfecto, estas propuestas permiten producir energía e integrarse en el entorno. Veamos 5 proyectos que giran en torno a esta feliz idea.

5 árboles artificiales que generan electricidad

1. Energía a partir de pequeñas corrientes de aire

Un equipo de ingenieros parisinos desarrolló un árbol artificial que trabaja de forma silenciosa para extraer energía del viento. Se trata de un árbol de metal todavía en fase de prototipo, que se ha instalado a modo de prueba en la comuna Pleumeur Bodou, en el noroeste de Francia.
Seguir leyendo